Entrevista de Gioconda en Cadizbook.es

Gioconda Belli
“La poesía buena nos enseña a vivir, nos enseña la belleza y la miseria de la experiencia humana. Nos enseña que no estamos solos”

Enviada el 16/Sep/2011 – 13:38 Foto:

Imagen tomada de la página web de la autoraGioconda Belli (Managua) es una de las voces literarias femeninas más importantes en la literatura latinoamericana, pionera de la revolución poética nicaragüense. Autora de prosa y verso, la nómina de premios y reconocimientos a nivel internacional es larguísima.

Mujer combativa, luchadora, sensible, con una personalidad literaria más que interesante, ha tratado como nadie temas como el amor, la sensualidad, el erotismo, la realidad política y social. Mujer de su tiempo, su canto a la vida, al disfrute del cuerpo y a la naturaleza son, como el título de su último libro, un ‘Escándalo de miel’, una antología personal de sus mejores poemas, una colección altamente recomendable.

Gioconda, tu andanza literaria es completa, plagada de éxitos y tremendamente bella. ¿Qué sueño o qué planes te quedan por cumplir en este sentido?

Uno siempre persigue el próximo libro, el próximo poema, porque una vez que se saborea la alegría y plenitud que produce la imaginación, uno se vuelve adicta a imaginar y a querer compartir el propio entendimiento del mundo con los demás. El mundo complejo en que vivimos ahora es un constante reto a la creatividad. ¿Cómo lo vivimos, qué conflictos personales surgen, qué nuevas experiencias, hacia dónde vamos? Mientras siga sintiendo el acicate de las preguntas, surgirán nuevos proyectos. No pienso que ya cumplí conmigo misma y espero que esta inconformidad me acompañe hasta el último día.

Tu visión del mundo es desde la perspectiva de la mujer. Desde los albores, la visión masculina ha prevalecido en la literatura, ¿qué es lo que ha cambiado?

Nosotras hemos cambiado. Nuestra emergencia como sujetos activos en el mundo ha sido lo más revolucionario que ha sucedido para la vida en los últimos dos siglos. Estamos aún en los albores de la contribución femenina a la existencia humana porque recién estamos tomando nuestro justo lugar en la sociedad. La vida de todos ha cambiado mucho por eso, pero los mayores cambios están por venir.

Nadie que no haya amado, sufrido, sentido, puede haber escrito esos bellísimos poemas. ¿Qué hay de su realidad en sus poemas?

Todo. Si en la novela invento mundos imaginarios, la poesía es siempre para mí una suerte de auto-retrato. Mis poemas han surgido desde mis propias experiencias, son muy personales, auto-biográficos, pero como mi experiencia es común a tantas mujeres, de pronto hay una identificación que nace precisamente de esa intimidad de la experiencia humana, femenina, compartida.

El erotismo forma parte relevante en su obra, ¿qué poder puede llegar a tener éste?

Sublimar y recuperar el sentido de belleza, fuerza y naturalidad del erotismo es esencial para cada mujer porque la razón fundamental por la que se nos marginó y apartó de la vida pública fue por la relación con nuestro cuerpo. El cuerpo femenino ha sido satanizado, objetivizado, abusado, comercializado…todo eso a partir de un erotismo definido por el deseo masculino. Es imperativo para que nos liberemos de esos perjuicios que nos atan, que recuperemos el gozo y el orgullo de nuestros cuerpos, que celebremos nuestras curvas, nuestra capacidad de dar vida, de amamantar, de sentir profundo amor y profundo placer sensual. Yo he querido definir el erotismo a partir de cómo vivimos y sentimos las mujeres nuestro propio cuerpo cuando desarrollamos la capacidad de olvidar lo que nos han dicho que somos y nos descubrimos a nosotras mismas.

Gioconda, ¿qué libro está leyendo ahora?

“Conquistadora” de Esmeralda Santiago, una escritora puertorriqueña-norteamericana muy buena. Es la historia de Puerto Rico a través de los ojos de una mujer que llega de España.

Ha vivido su realidad de manera muy intensa, la realidad de su país, Nicaragua. ¿Qué hay de Gioconda en Nicaragua y en ella de Usted?

Nicaragua, como digo en un poema, es mi hombre con nombre de mujer. Amo a mi país. Lo llevo conmigo, bajo mi piel.

La poesía es un arte que llega a poca gente, si lo comparamos con la prosa. ¿Qué cosas podrían acercar más la poesía a las personas?

La poesía misma. La gente ha desarrollado prejuicios contra la poesía porque durante muchos años la poesía fue un género que se perdió en el hermetismo. No se entendía. No fue así antes. La poesía era el género clásico por excelencia porque era accesible. Yo creo que la gente debe buscar los poetas que le hablen a su corazón, no descartar todo el género, porque cuando uno se “conecta” con un poeta, esa conexión es maravillosa y ofrece mucho a quien la logra.

¿Cuál es su palabra preferida?

Árbol, estrépito, hermoso, mar… son muchas.

¿Es el amor cuestión de palabras?

El amor es comunicación y las palabras son la excelsitud de la comunicación; pero luego están las miradas, las manos, los cuerpos, el tacto, el olfato: el amor es una vivencia que involucra la totalidad de lo que somos: la palabra es un componente, pero no lo es todo.

¿Qué enseña la poesía?

La poesía buena nos enseña a vivir, nos enseña la belleza y la miseria de la experiencia humana. Nos enseña que no estamos solos. Nos enseña que en las palabras de alguien que no conocemos puede estar la clave para entender lo que sentimos, lo que somos, aquello que celebramos y aquello que nos duele.

Macarena Jiménez
http://www.cadizbook.es/noticias/entrevistas/gioconda-belli

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *