Category Archives: Uncategorized

Monterrey

Gioconda Belli invitada a participar en la Cátedra Alfonso Reyes del Tecnológico de Monterrey, México

El 24 de Marzo estaré en la Cátedra Alfonso Reyes del Tecnológico de Monterrey, México hablando sobre “Literatura y Poder”.

De 13.30 a 14:30 horas
Con Gioconda Belli

Dentro del Congreso Vox Orbis

Sala Mayor de Rectoría
Campus Monterrey

ENTRADA LIBRE

Transmisión en vivo:
https://livestream.com/TecDeMonterrey/CatedraAR

ENTRADA LIBRE

picture

Este 2 de febrero, 8h00 Nic – Gioconda Belli participará en una discusión en línea en The Guardian de Londres

Este 2 de Feb, 8 am hora de Nicaragua, 2 pm hora de Londres, participaré en la discusión en línea sobre las perspectivas de que América Latina recupere el impulso económico y de crecimiento que empezó a declinar el año pasado. ¿Qué se puede hacer para disminuir la desigualdad, combatir la corrupción, enfrentar la falta de democracia en algunos países.

Participantes:

Diego Sánchez-Ancochea, director, Latin American Centre, University of Oxford, Oxford, UK @dsanco
Diego is the director of the Latin American Centre and associate professor in the political economy of Latin America

Gioconda Belli, Nicaraguan writer, president of Nicaragua’s Pen International, Managua, Nicaragua @GiocondaBelliP
Gioconda is a writer and political activist. She was involved in the Sandinista revolution in the 80s but is now an open critic of the current president

Camila Bustos, researcher at Dejusticia and Nivela, Bogotá, Colombia @MaCamilaBustos @Dejusticia
Camila works as a researcher on climate change, business and human rights, and the human rights movement

Robert Muggah, research director, Igarapé Institute and SecDev Foundation, Rio de Janeiro, Brazil
Robert directs two think tanks and works on violence prevention in the Americas, Africa and Asia. He has a PhD from Oxford University

Federico Cartin-Arteaga, president and director general, Fundación Rutas Naturbanas/SUM Consulting, San José, Costa Rica
Federico is president of a boutique urban planning firm in Costa Rica & Canada and of Rutas Naturbanas in Costa Rica, a non profit aimed at revitalising urban rivers and creating shared use paths for cyclists and pedestrians

More to be announced

Sólo lamento que será en inglés…porque es un periódico inglés, pero muchos de ustedes podrán seguirlo.

https://www.theguardian.com/global-development-professionals-network/2017/jan/27/latin-america-build-social-gains-in-2017

KAOSENLARED: Gioconda Belli: “Nueva tesis feminista” y otros poemas que las mujeres empoderadas disfrutarán

Gioconda Belli, desde su narrativa, rescata el valor de la feminidad, promulga la libertad de la mujer, vindica el cuerpo, la sexualidad, el amor, el deseo, el erotismo, deconstruye el ideal y las expectativas de femineidad que han sido construidas e impuestas sobre las otras, pero también sobre sí misma, y afirma que su escritura le ha permitido “compartir con mis congéneres las vicisitudes y las risas que pasan en el proceso de aprender a conducir mi vida, no de acuerdo lo que era permitido para mi sexo, sino a lo que yo quería como persona”. Por Esther Pineda

A lo largo de la Historia, ser mujer en las distintas sociedades y formas organizativas que conocemos, ha sido considerada una condición que justifica la desigualdad social, la exclusión de los espacios productivos y de toma de decisiones, la producción de conocimiento, así como del desarrollo de las artes y las letras, en definitiva: de todo el aparato económico, político y simbólico que constituye, reproduce y mantiene lo social.

Las mujeres que han desafiado el mandato de una sociedad patriarcal, androcéntrica y heteronormativa en las que continuamente se les ha negado el ejercicio de sus derechos y las libertades inherentes a su ser, su cuerpo y su sexualidad, han sido sometidas a múltiples y repetidas formas de violencia como mecanismo de dominación, pero sobre todo como forma de persuadirlas a no intentar transformar el status quo en una sociedad que les oprime.

Quienes se atreven a cuestionar estas desigualdades se enfrentan a la reprobación y a la sanción social, a la crítica, a la burla, al cuestionamiento, al escándalo, al reproche y al desprestigio. Pese a ello, la escritura ha sido uno de los principales medios de las mujeres para colocar su voz en el mundo, en los espacios que le fueron negados, para denunciar desigualdades, para expresar sus emociones, para llevar a cabo una lucha política, en definitiva: para transformar y transformarse.

Este es el caso de la escritora y poeta nicaragüense Gioconda Belli, quien ha afirmado: “Mi literatura no es femenina, es una literatura donde la mujer es protagonista. Mi literatura es la visión del mundo desde la perspectiva de la mujer”.

La mujer, la escritora y la poeta, visibiliza a la mujer que ha sido explotada, victimizada, violada, violentada, cosificada, despreciada; pero también a la mujer trabajadora, la madre, la mujer joven, la mujer adulta, la mujer sexual, la mujer rebelde, la mujer transgresora, la mujer que sueña, la mujer que crea, la mujer que lucha. Habla de feminismo, de derechos, de igualdad de género y rescata al hombre como compañero de lucha por la igualdad; por ello y más te presentamos una selección de los 10 mejores poemas de Gioconda Belli para las mujeres empoderadas:

Y Dios me hizo mujer

Y Dios me hizo mujer,
de pelo largo,
ojos,
nariz y boca de mujer.
Con curvas
y pliegues
y suaves hondonadas
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.
Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.
Compuso mi sangre
y me inyectó con ella
para que irrigara
todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños,
el instinto.
Todo lo que creó suavemente
a martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.

Menstruación

Tengo
la “enfermedad”
de las mujeres.
Mis hormonas
están alborotadas,
me siento parte
de la naturaleza.
Todos los meses
esta comunión
del alma
y el cuerpo;
este sentirse objeto
de leyes naturales
fuera de control;
el cerebro recogido
volviéndose vientre.

Sabor de vendimia

Recuerdo el terror de las primeras arrugas.
Pensar: Ahora sí. Ya me llegó la hora.
Las líneas de la risa marcadas sobre mi cara
aun en medio de la más absoluta seriedad.
Yo, frente al espejo,
intentando disolverlas con mis manos,
alisándome las mejillas, una y otra vez,
sin resultado.
Luego fue la mirada furtiva de mi reflejo en los escaparates
preguntarme si la luz del día las haría más evidentes,
si el que me observaba desde la otra acera
estaría censurando mi incapacidad de mantenerme joven,
incólume ante el paso del tiempo.
Viví esas primeras marcas de la edad
con la vergüenza de quien ha fallado.
Como una estudiante que reprueba el examen
y debe caminar por la calle
con las malas notas expuestas ante todos.
Las mujeres nos sentimos culpables de envejecer,
como si pasada la juventud de la belleza,
apenas nos quedara qué ofrecer,
y debiéramos hacer mutis;
salir y dejar espacio a las jóvenes,
a los rostros y cuerpos inocentes
que aún no han cometido el pecado
de vivir más allá de los treinta o los cuarenta.
No sé cuándo dispuse rebelarme.
No aceptar que sólo se me concedieran como válidos
los diez o veinte años con piel de manzana;
sentirme orgullosa de las señales de mi madurez.
Ahora,
gracias a estos razonamientos
cada vez me detengo menos frente al espejo.
Paso por alto la aparición de inevitables líneas
en el mapa de vida del rostro.
Después de todo, el alma,
afortunadamente,
es como el vino.
Que me beba quien me ame,
que me saboree.

Reglas del juego para los hombres que quieren amar a mujeres (Extracto)

El hombre que me ame
No querrá poseerme como una mercancía,
Ni exhibirme como un trofeo de caza,
Sabrá estar a mi lado
Con el mismo amor
Conque yo estaré al lado suyo.

No me arrepiento de nada

Desde la mujer que soy,
a veces me da por contemplar
aquellas que pude haber sido;
las mujeres primorosas,
hacendosas, buenas esposas,
dechado de virtudes,
que deseara mi madre.
No sé por qué
la vida entera he pasado
rebelándome contra ellas.
Odio sus amenazas en mi cuerpo.
La culpa que sus vidas impecables,
por extraño maleficio,
me inspiran.
Reniego de sus buenos oficios;
de los llantos a escondidas del esposo,
del pudor de su desnudez
bajo la planchada y almidonada ropa interior.
Estas mujeres; sin embargo,
me miran desde el interior de los espejos,
levantan su dedo acusador
y, a veces, cedo a sus miradas de reproche
y quiero ganarme la aceptación universal,
ser la «niña buena», la «mujer decente»
la Gioconda irreprochable.
Sacarme diez en conducta
con el partido, el estado, las amistades,
mi familia, mis hijos y todos los demás seres
que abundantes pueblan este mundo nuestro.
En esta contradicción inevitable
entre lo que debió haber sido y lo que es,
he librado numerosas batallas mortales,
batallas a mordiscos de ellas contra mí
– ellas habitando en mí queriendo ser yo misma
Transgrediendo maternos mandamientos,
desgarro adolorida y a trompicones
a las mujeres internas
que, desde la infancia, me retuercen los ojos
porque no quepo en el molde perfecto de sus sueños,
porque me atrevo a ser esta loca, falible, tierna y vulnerable,
que se enamora como alma en pena
de causas justas, hombres hermosos,
y palabras juguetonas.
Porque, de adulta, me atreví a vivir la niñez vedada,
e hice el amor sobre escritorios
– en horas de oficina y
rompí lazos inviolables
y me atreví a gozar
el cuerpo sano y sinuoso
con que los genes de todos mis ancestros
me dotaron.
No culpo a nadie. Más bien les agradezco los dones.
No me arrepiento de nada, como dijo la Edith Piaf.
Pero en los pozos oscuros en que me hundo,
cuando, en las mañanas, no más abrir los ojos,
siento las lágrimas pujando;
veo a esas otras mujeres esperando en el vestíbulo,
blandiendo condenas contra mi felicidad.
Impertérritas niñas buenas me circundan
y danzan sus canciones infantiles contra mí
contra esta mujer
hecha y derecha,
plena.
Esta mujer de pechos en pecho
y caderas anchas
que, por mi madre y contra ella,
me gusta ser.

Amo a los hombres y les canto (Extracto)

Amo a las mujeres desde su piel que es la mía.
A la que se rebela y forcejea con la pluma y la voz desenvainadas,
a la que se levanta de noche a ver a su hijo que llora, a la que llora por un
niño que se ha dormido para siempre,
a la que lucha enardecida en las montañas, a la que trabaja -mal pagada en
la ciudad, a la que gorda y contenta canta
cuando echa tortillas en la pancita caliente del comal,
a la que camina con el peso de un ser en su vientre enorme y fecundo.
A todas amo y me felicito por ser de su especie.

Ocho de marzo

Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres,
¡Qué poco es un solo día, hermanas,
qué poco, para que el mundo acumule flores frente a nuestras casas!
Desde la cuna donde nacimos hasta la tumba donde dormiremos
– toda la atropellada ruta de nuestras vidas-
deberían pavimentar de flores para celebrarnos
(que no nos hagan como a la Princesa Diana que no vio, ni oyó
las floridas avenidas postradas de pena de Londres)
Nosotras queremos ver y oler las flores.
Queremos flores de los que no se alegraron cuando nacimos
hembras en vez de machos,
Queremos flores de los que nos cortaron el clítoris
Y de los que nos vendaron los pies
Queremos flores de quienes no nos mandaron al colegio para
que cuidáramos a los hermanos
y ayudáramos en la cocina
Flores del que se metió en la cama de noche y nos tapó la boca
para violarnos mientras nuestra madre dormía
Queremos flores del que nos pagó menos por el trabajo más pesado
Y del que nos despidió cuando se dio cuenta que estábamos embarazadas
Queremos flores del que nos condenó a muerte forzándonos a parir
a riesgo de nuestras vidas
Queremos flores del que se protege del mal pensamiento
obligándonos al velo y a cubrirnos el cuerpo
Del que nos prohíbe salir a la calle sin un hombre que nos
escolte
Queremos flores de los que nos quemaron por brujas
Y nos encerraron por locas
Flores del que nos pega, del que se emborracha
Del que se bebe irredento el pago de la comida del mes
Queremos flores de las que intrigan y levantan falsos
Flores de las que se ensañan contra sus hijas, sus madres y sus nueras
Y albergan ponzoña en su corazón para las de su mismo género
Tantas flores serían necesarias para secar los húmedos pantanos
donde el agua de nuestros ojos se hace lodo;
arenas movedizas tragándonos y escupiéndonos,
de las que tenaces, una a una, tendremos que surgir.
Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres.
Queremos flores hoy. Cuánto nos corresponde.
El jardín del que nos expulsaron.

Consejos para la mujer fuerte

Si eres una mujer fuerte
protégete de las alimañas que querrán
almorzar tu corazón.
Ellas usan todos los disfraces de los carnavales de la tierra:
se visten como culpas, como oportunidades, como precios que hay que pagar.
Te hurgan el alma; meten el barreno de sus miradas o sus llantos
hasta lo más profundo del magma de tu esencia
no para alumbrarse con tu fuego
sino para apagar la pasión
la erudición de tus fantasías.
Si eres una mujer fuerte
tienes que saber que el aire que te nutre
acarrea también parásitos, moscardones,
menudos insectos que buscarán alojarse en tu sangre
y nutrirse de cuanto es sólido y grande en ti.
No pierdas la compasión, pero témele a cuanto conduzca
a negarte la palabra, a esconder quién eres,
lo que te obligue a ablandarte
y te prometa un reino terrestre a cambio
de la sonrisa complaciente.
Si eres una mujer fuerte
prepárate para la batalla:
aprende a estar sola
a dormir en la más absoluta oscuridad sin miedo
a que nadie te tire sogas cuando ruja la tormenta
a nadar contra corriente.
Entrénate en los oficios de la reflexión y el intelecto
Lee, hazte el amor a ti misma, construye tu castillo
rodéalo de pozos profundos
pero hazle anchas puertas y ventanas.
Es menester que cultives enormes amistades
que quienes te rodean y quieran sepan lo que eres
que te hagas un círculo de hogueras y enciendas en el centro de tu habitación
una estufa siempre ardiente donde se mantenga el hervor de tus sueños.
Si eres una mujer fuerte
protégete con palabras y árboles
e invoca la memoria de mujeres antiguas.
Haz de saber que eres un campo magnético
hacia el que viajarán aullando los clavos herrumbrados
y el óxido mortal de todos los naufragios.
Ampara, pero ampárate primero
Guarda las distancias
Constrúyete. Cuídate
Atesora tu poder
Defiéndelo
Hazlo por ti
Te lo pido en nombre de todas nosotras.

De la mujer al hombre (Extracto)

Te siento, mi compañero, hermoso
Juntos somos completos
Y nos miramos con orgullo
Conociendo nuestras diferencias
Sabiéndonos mujer y hombre
Y apreciando la disimilitud
De nuestros cuerpos.

Nueva tesis feminista (Extracto)

¿Cómo decirte hombre
que no te necesito?
No puedo cantar a la liberación femenina
si no te canto
y te invito a descubrir liberaciones conmigo.

Gioconda Belli: “Nueva tesis feminista” y otros poemas que las mujeres empoderadas disfrutarán

foto parejita

Primer acto

Este año empieza con ventarrones y nubarrones, como si la naturaleza se hiciese eco de los acontecimientos políticos que estamos viviendo. Se inaugura el período de una Asamblea, diseñada y ungida por Daniel Ortega, con un presidente tan inadecuado como inesperado y los vientos causan un apagón en todo el país. Se instala el nuevo gobierno electo por una minoría de ciudadanos, y la indiferencia o repudio de la mayoría, y ni una profusión de flores puede ocultar la censura del mundo expresada en la raquítica presencia de jefes de estado.

Sólo en la serie “House of Cards” (Castillo de Naipes) sobre una pareja inescrupulosa que llega a ocupar la presidencia y vice-presidencia de Estados Unidos, tras una carrera política llena de atropellos, maniobras sucias y hasta asesinatos, se ha visto que una pareja se atreva a proponerse como Presidente y Vice-Presidente de un país y se salga con la suya. En la ceremonia pública de sus nombramientos, fue realmente surrealista ver a la pareja Ortega-Murillo proclamarse soberanos de una nación ensombrecida por miles de muertes de patriotas que lucharon contra una dinastía familiar. No podía dar menos que escalofríos ver a marido y mujer celebrando la “victoria” de un ejercicio electoral cuyo resultado aseguraron desde el inicio torciendo las reglas del juego para garantizarse un gane, no sólo del poder ejecutivo, sino de una Asamblea Legislativa absolutamente sumisa. “Gracias a Dios” dicen los rótulos que celebran desde hace meses “Tiempos de Victorias”. Rótulos triunfales que muestran desde entonces el estado de cosas que nos ha sido impuesto: la  Señora Murillo como protagonista al lado del marido, y ambos como ungidos por el altísimo para gobernar en pareja.

Por el respeto a lo que Dios representa para tantos, no puede más que chocarme ese “gracias a Dios” de los rótulos. El agradecimiento tiene una doble lectura. Insinúa que el poder de la pareja proviene de un acto de la divinidad, cuando es de sobra conocido que nada fue dejado a la voluntad de Dios en este proceso. Igualmente, en la toma de posesión, me chocó la falta de respeto a nuestra pobre y mil veces atropellada Constitución, por la enmienda del juramento que en ella se consigna para Presidente y Vice. Tan poco le vale a esta pareja lo que está escrito en nuestra Carta Magna que, con una soberbia realmente sin precedentes, se redactaron un juramento exclusivo para ellos. Nuestra flamante ahora Vice-Presidenta, como reina medieval, se atrevió a cambiar el simple SI, juro, que le correspondía decir, por “juro con el poder de Dios, encomendándome a Dios y al pueblo nicaragüense que nos acompaña

¿Qué fue eso, señora, de jurar “con el poder de Dios”?  Ya escribí una vez de que en los Ortega-Murillo hay una visión monárquica de su poder. No podría haber una mayor confirmación. Sólo la realeza piensa que su poder deviene del altísimo y reside directamente en su familia. Por eso existe la línea de sucesión familiar. Rosario y Daniel han llegado ya a ese nivel de auto-endiosamiento, lo cual es muy serio para todos nosotros. Como partido político, el FSLN ha dejado de contar con órganos ejecutivos que tendrían que decidir en colectivo y limitar las atribuciones de los dirigentes. En su visión, “con el poder de Dios,” la pareja es como Luis XIV: El Estado son ellos, el Partido son ellos, Nicaragua y su pueblo son ellos y la verdad es lo que ellos piensan.

El cinismo con que el Presidente, nombrado por sus socios, habló esa noche, fue verdaderamente de antología. En primer lugar, trató de ser magnánimo y feminista diciendo que las mujeres “no tienen un esparadrapo en la boca”  (no señor, hace ratos que no lo tenemos) para a renglón seguido, como buen patriarca, “ordenarle” a su mujer a que hablara, sin pensar que siendo ella una mujer organizada, no le gustaría en esa instancia verse obligada a improvisar. No le quedó a ella más que recurrir al lenguaje de sus transmisiones del medio día, lleno de admoniciones y la afectada dulzura religiosa que de tan exagerada pasaría por artificial incluso en un personaje del realismo mágico latinoamericano.

Pero eso no fue nada comparado con la dispersión y falta de sustancia del discurso del esposo. Salió al podio con folders y papeles, pero como suele suceder, no ocupó ninguno de los materiales que seguramente le prepararon con mucho trabajo y dedicación. Debió haber dado un parte de su gestión y hablar de los grandes logros que espera alcanzar y por los que ha considerado pertinente y necesario para el bien del país, recetarse otros cinco años, pero volvió hacia el pasado como ya le es usual, quizás porque fue la época donde todavía se sentía revolucionario. Obviamente su corazón no lo engaña tanto.

Así ha empezado el año en Nicaragua. Ojalá las hormiguitas no le cuenten a Pedro Joaquín Chamorro lo que pasó el día que se conmemoró su muerte, esa que fue la chispa que terminó con el poder dinástico de una familia.

Managua, Enero 2017.

gioconda-fil

Estaré en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, México (FIL)

He sido invitada a participar en la 30va Feria Internacional del LIbro de Guadalajara, México, el festival literario más grande del mundo. Espero que los que estén por ahí puedan llegar a acompañarme. Aquí mi agenda.

 

Salón de la Poesía

FIL Literatura

Participa: Gioconda Belli

Presenta: Carmen Villoro

Martes 29 de noviembre
19:00 a 19:50
Salón de la Poesía, planta alta, Expo Guadalajara

 

Presentaciones de Libros

En la piel de la novela
Editorial: Grupo Planeta

Miércoles 30 de noviembre
19:30 a 20:20
Salón 6, planta baja, Expo Guadalajara

Presentan: Alonso Cueto , Gioconda Belli , Mayra Santos-Febres

Editorial: Grupo Planeta

 

Malditas hormonas
América Latina, Invitada de Honor

Participan: Anacristina Rossi , Gioconda Belli , Gabriela Alemán

Modera: Lydia Cacho

Jueves 01 de diciembre
18:00 a 18:50
Pabellón de América Latina, Expo Guadalajara

 

Tres poetas: Belli, Bonnett y Negroni
América Latina, Invitada de Honor

Participan: Gioconda Belli , Piedad Bonnett , María Negroni

Modera: Rocío Cerón

Jueves 01 de diciembre
20:00 a 20:50
Pabellón de América Latina, Expo Guadalajara