gioco

“Fuego soy apartado y espada puesta lejos”

Aquí la foto de la lectura colectiva en Lima, en la que participé. Leimos fragmentos de las obras de estos escritores. A mí me tocó leer a Cervantes, un fragmento que me encanta de El Quijote donde la Pastora Marcela se niega a que la culpen de la muerte por amor de un pretendiente. Empieza con una frase que tomé para titular uno de mis libros de poemas: “Fuego soy apartado y espada puesta lejos”. Aquí se los dejo para que lo lean pues es maravilloso.

LECTURA DE GIOCONDA BELLI

Págs. 50-51. En: Don Quijote de la Mancha. Parte I. de Miguel de Cervantes Saavedra.

Fuego soy apartado, y espada puesta lejos. A los que he enamorado con la vista he desengañado con las palabras; y si los deseos se sustentan con esperanzas, no habiendo yo dado alguna a Grisóstomo, ni a otro alguno, el fin de ninguno dellos, bien se puede decir que no es obra mía que antes le mató su porfía que mi crueldad; y si me hace cargo que eran honestos sus pensamientos, y que por esto estaba obligada a corresponder a ellos, digo que cuando en ese mismo lugar donde ahora se cava su sepultura me descubrió la bondad de su intención, le dije yo que la mía era vivir en perpetua soledad, y de que sola la tierra gozase el fruto de mi recogimiento y los despojos de mi hermosura; y si él con todo este desengaño quiso porfiar contra la esperanza y navegar contra el viento, ¿qué mucho que se anegase en la mitad del golfo de su desatino?

(PAUSA DE UNOS SEGUNDOS Y COMIENZA LA LECTURA SIMULTÁNEA)

Sii yo le entretuviera, fuera falsa; si le contentara, hiciera contra mi mejor intención y prosupuesto. Porfió desengañado, desesperó sin ser aborrecido: mirad ahora si será razón que de su pena se me dé a mí la culpa. Quéjese el engañado, desespérese aquél a quien le faltaron las prometidas esperanzas, confiese el que yo llamare, ufánese el que yo admitiere; pero no me llame cruel ni homicida aquel a quien yo no prometo, engaño, llamo, ni admito. El cielo aun hasta ahora no ha querido que yo llame por destino, y el pensar que tengo que amar por elección es excusado. Este general desengaño sirva a cada uno de los que me solicitan de su particular provecho, y entiéndase de aquí adelante, que si alguno por mí muriere, no muere de celoso ni desdichado, porque a quien a nadie quiere, a ninguno debe dar celos, que los desengaños no se han de tomar en cuenta de desdenes. El que me llama fiera y basilisco, déjeme como cosa perjudicial y mala: el que me llama ingrata, no me sirva; el que desconocida, no me conozca; quien cruel, no me siga; que esta fiera, este basilisco, esta ingrata, esta cruel y esta desconocida, ni los buscará, servirá, conocerá, ni seguirá, en ninguna manera. Que si a Grisóstomo mató su impaciencia y arrojado deseo, ¿por qué se ha de culpar mi honesto proceder y recato? Si yo conservo mi limpieza con la compañía de los árboles, ¿por qué ha de querer que la pierda, el que quiera que la tenga, con los hombres¿ Yo, como sabéis, tengo riquezas propias, y no codicio las ajenas: tengo libre condición, y no gusto de sujetarme; ni quiero ni aborrezco a nadie; no engaño a este, ni solicito a aquel, ni me burlo con uno, ni me entretengo con el otro. La conversación honesta de las zagalas destas aldeas, y el cuidado de mis cabras me entretiene; tienen mis deseos por término estas montañas, y si de aquí salen, es a contemplar la hermosura del cielo, pasos con que camina el alma, a su morada primera.

Y en diciendo esto, sin querer oír respuesta alguna, volvió las espaldas y se entró por lo más cerrado de un monte que allí cerca estaba, dejando admirados, tanto de su discreción como de su hermosura, a todos los que allí estaban.

Y algunos dieron muestras (de aquellos que de la poderosa flecha de los rayos de sus bellos ojos estaban heridos) de quererla seguir, sin aprovecharse del manifiesto desengaño que habían oído. Lo cual visto por Don Quijote, pareciéndole que allí venía bien usar de su caballería socorriendo a las doncellas menesterosas, puesta la mano en el puño de su espada, en altas e inteligibles voces, dijo: ninguna persona, de cualquier estado y condición que sea, se atreva a seguir a la hermosa Marcela, so pena de caer en la furiosa indignación mía. Ella ha mostrado con claras razones la poca o ninguna culpa que ha tenido en la muerte de Grisóstomo, y cuán ajena vive de condescender con los deseos de ninguno de sus amantes, a cuya causa es justo que en lugar de ser seguida y perseguida, sea honrada y estimada de todos los buenos del mundo, pues muestra que en él ella es sola la que con tan honesta intención vive. O ya que fuese por las amenazas de Don Quijote, o porque Ambrosio les dijo que concluyesen con lo que a su buen amigo debían, ninguno de los pastores se movió ni apartó de allí, hasta que, acabada la sepultura, y abrasados los papeles de Grisóstomo, pusieron su cuerpo en ella, no sin muchas lágrimas de los circunstantes. Cerraron la sepultura con una gruesa peña, en tanto que se acababa una losa que, según Ambrosio dijo, pensaba mandar hacer un epitafio, que había de decir de esta manera:

Yace aquí de un amador el mísero cuerpo helado, que fue pastor de ganado, perdido por desamor. Murió a manos del rigor de una esquiva hermosa ingrata, con quien su imperio dilata la tiranía de amor.
Luego esparcieron por encima de la sepultura muchas flores y ramos…

Págs. 50-51. En: Don Quijote de la Mancha. Parte I. de Miguel de Cervantes Saavedra. Fuente: http://www.donquijote.org
850 palabras.

me gustaria

“Me gustaría sentarme en una fiesta con Angela Merkel o Hillary Clinton”

La escritora nicaragüense Gioconda Belli contesta al carrusel de preguntas de este diario (EL PAIS)

 

De niña, quiso ser arqueóloga, pero terminó siendo escritora. La nicaragüense Gioconda Belli (Managua) es una de las voces literarias más reconocidas de Nicaragua. En su historial, tiene una larga lista de títulos, donde las protagonistas son las mujeres: El pergamino de la seducción, Sofía de los Presagios, El país de las mujeres, Waslala, La mujer habitada, entre otras. Su obra, además de darle la vuelta al mundo, ha sido traducida a más de 14 idiomas y ha recibido numerosos reconocimientos.


¿Qué personaje literario se asemeja a usted?

Me habría gustado ser La Maga de Cortázar. Me obsesionó ese personaje y tenía el sueño de ir a caminar con Cortázar por París. El sueño se me concedió. Se lo dije y él me llevó a dar un paseo.

¿Con quién le gustaría sentarse en una fiesta?

Con Angela Merkel o Hillary Clinton. Son dos mujeres complejas, políticas natas. Me interesaría conversar sobre su relación con el poder.

¿Cuál es su lugar favorito en el mundo?

Mi casa en Nicaragua. Vivo en la parte alta de un cráter apagado y de mi casa veo el Lago de Managua a lo lejos y la silueta de una cadena de volcanes. Es un paisaje mágico. Solo verlo me hace amar mi país y este planeta.

¿Qué libro le hubiese gustado haber escrito?

La señora Dalloway de Virginia Woolf, o cualquiera de sus libros.

Si no fuera escritora…

Me habría gustado ser cantante de blues o de rock, tener una voz magnífica y conocer la sensación de cantar en un estadio lleno; también me habría gustado ser la arqueóloga con que soñaba en mi infancia, o directora de orquesta, pero me encanta lo que hago.

¿Cuándo fue la última vez que lloró?

Lloro en las películas y lloré viendo El Libro de la Selva hace unos días. Muy tierna esa película.

¿Cuándo fue más feliz?

El 20 de Julio de 1979, cuando tuve plena conciencia de que la Revolución había triunfado en Nicaragua y que el dictador Somoza había huido del país. El 19 de julio todavía me costaba creerlo. Recuerdo que me paré en un mirador que había cerca del búnker de Somoza, miré el paisaje y sentí que mi país había vuelto a ser mío.

Olor preferido

El olor a tierra mojada. Cuando caen las primeras lluvias en el trópico hay una explosión de olores y sensaciones que hacen que uno los perciba no solo con el olfato sino con todos los poros del cuerpo.

Una película favorita

Fanny y Alexander de Bergman. La veo cada año. Es una saga familiar en la que cada personaje es protagonista. La ambientación de la cena de Navidad es magistral. Los colores, los actores son geniales. Reúne desde la comedia hasta la tragedia.

¿Qué la deja sin dormir?

Algún problema de mis hijos. También me cuesta dormir el día antes de viajar. Le tengo mucho respeto a los aviones; me asombra que vuelen.

¿Con quién le gustaría quedar atrapada en un ascensor?

Brad Pitt o Barack Obama. El uno porque no solo es bellísimo, sino buen actor y tengo debilidad por él. Obama, además de fascinante, garantizaría que nos sacaran de allí muy rápido. Soy un poco claustrofóbica.

¿Qué está deseando comprarse?

Cigarrillos. Pero debo dejar de fumar. Esto de los placeres prohibidos me provoca rebeldía.

En su nevera siempre hay…

Leche para el café, vino blanco.

¿Qué le asusta?

Los terremotos. He vivido dos, el de 1972 en Managua y el de 1994 en Los Ángeles. Sentir que falla el suelo, nuestro punto de apoyo en el mundo es la sensación más terrorífica y desconcertante. La muerte me asusta también. No entiendo por qué nos tenemos que morir.

¿Un sueño recurrente?

Una casa misteriosa al lado de una playa escondida con un mar fosforescente

¿Qué cambiaría de usted misma?

Ya me acostumbré a mí misma. Me gustaría un trasero más pequeño.

Si pudiera tener un superpoder, ¿cuál sería?

Volar, o la capa de invisibilidad de Harry Potter.

¿Dónde no querría vivir?

En ningún país donde a las mujeres se les obliga a la burka o al velo. Me parece brutal la idea de que las mujeres deben taparse para proteger a los hombres de su libido. Detesto esas restricciones, las encuentro humillantes.

En una fiesta de disfraces ¿de qué se disfrazaría?

De bruja. Tengo una colección de brujas colgando en mi estudio. Las brujas son personajes malentendidos y para mí son bellas.

¿Qué le diría al presidente Daniel Ortega?

Aprenda del cine: todas las segundas partes son malas.

familia de Tisma

Bendecidos, prosperados y sin agua

A nivel de cambios en la superficie de las cosas, el gobierno de Daniel Ortega se lleva la palma en comparación con gobiernos anteriores: el centro de Managua luce colorido y feliz como un parque de diversiones, el puerto Salvador Allende es muy alegre y bonito, hay plazas ahora tan iluminadas, como la que está detrás del Palacio Nacional donde parece que se filmará una película en la modalidad de “día por noche”, los parques han sido mejorados con juguetes, hay nuevas carreteras, en fin, hay un despliegue vistoso y millonario encaminado a que nos sintamos “prosperados” (palabra inventada e incorrecta. La correcta sería “prósperos” o en todo caso “prosperando”)

Muchos han sido seducidos por este maquillaje brillante y excéntrico y por esta suerte de nueva piñata popular en que se regala zinc, bonos productivos, bonos de graduación, fiestas y donde pareciera que, al fin, un gobierno se muestra sensible a las necesidades de la población en comparación con los anteriores que pregonaban democracia pero “no le daban nada al pueblo”, como dicen algunos.

El lado oscuro de todo esto, lo que angustia, es la falta de una política estatal que vaya más allá de estas acciones que podríamos llamar de “propaganda rosada.” Tenemos un gobierno preocupado, en primer y casi único lugar, por su permanencia en el poder, por ampliar su base votante y por metas partidarias a corto plazo.

Los problemas profundos del país, cuyas consecuencias afectan no sólo a nuestra generación, sino a generaciones por venir, no se abordan a conciencia en este Estado que nos rige y cuya funcionalidad ha sido devastada y enterrada por el clientelismo y la partidización de las instituciones gubernamentales. Pocos son hoy los funcionarios capacitados para hacer su trabajo; la cualidad por la que se les examina no es su eficiencia, sino su pleitesía y obediencia a los dictados del partido. Es así que hemos llegado a una situación límite donde esta falta de políticas públicas de largo plazo, está quedando en evidencia.

La sequía, obviamente, no es culpa de este gobierno. Lo que sí es su culpa es la falta de previsión y de acciones para paliar los efectos de ciclos naturales ya anunciados con pelos y señales por los científicos. Sin un plan nacional de conservación de nuestros bosques y nuestros acuíferos, carecemos de un instrumento de control a futuro que permita contener, por ejemplo, el crecimiento, sin medidas paliativas, de la ganadería, la comercialización depredadora de la madera o la conversión de zonas boscosas en zonas de cultivos que impliquen la posterior desertificación de la tierra. No tenemos un plan nacional para evitar la contaminación de nuestras fuentes de agua. Con cara dura se nos dice que no importa hacer un canal por el Gran Lago de Nicaragua porque éste ya está contaminado. Se gastan fortunas en árboles decorativos de lata y zonas de entretenimiento, pero no se invierte dinero en modernizar los equipos de colectar la basura, que convierte cualquier cauce en depósito malsano de desperdicios y foco de enfermedades. No se ha tratado, más que en una efímera campaña de propaganda, de atacar este problema endémico que cada día se extiende y borra con sus manchas de inmundicia y descuido ciudadano y municipal, cualquier intento de embellecer nuestras ciudades. Da risa pensar lo que se gasta en escanear a los turistas para registrar enfermedades en los aeropuertos, cuando los focos de basura y plagas crecen a la vista y paciencia de todos en los centros urbanos.

Así como se carece de una estrategia para salir de la dependencia productiva, no existe o no se ha revisado ni se aplica la zonificación urbana que impida, por ejemplo, que proliferen repartos y se impermeabilicen los acuíferos más importantes de Managua, y que surjan en zonas residenciales negocios como la chanchera que hace poco instalaron en mi barrio, o los bares, cantinas o templos con parlantes estridentes en barrios con niños, ancianos o trabajadores que necesitan su descanso. Ejemplos desde lo más grande a lo más pequeño, indican que estamos viviendo en un estado de desorden.

Para muestra un botón: se informó recientemente que la Asamblea creará un grupo institucional de apoyo al desarrollo sostenible, pero lo lógico sería que esta comisión funcionara en el Gabinete de Gobierno, donde están, en principio, los gestores y ejecutores de los planes nacionales. En base a políticas de desarrollo del Estado, es que luego se debía recurrir a la Asamblea para que emita las leyes correspondientes. No pueden ser los diputados y diputadas, sin conocimiento a profundidad de las necesidades y problemáticas de cada sector, quienes asuman estas responsabilidades. Este es un claro ejemplo de una acción más que nada de propaganda, una medida retórica que poco puede contribuir a las soluciones necesarias.

Las graves consecuencias de la sequía, la desforestación, la paulatina pérdida de reservas como Bosawás e Indio Maíz, la disminución extrema de las fuentes de agua, la basura incontrolable, la falta de zonificación urbana, la peregrina idea de empeñar nuestro futuro con un canal interoceánico, son señales de peligros ecológicos muy serios que no pueden ocultar ni la propaganda rosada, ni las luces de las arbolatas en las noches de Managua. “Bendecidos y prosperados” nos encaminamos a una previsible catástrofe.

belli2-1000x666

Gioconda Belli en la II Bienal de Novela, Mario Vargas Llosa

La poeta Gioconda Belli se encuentra en Lima, Perú, invitada a participar en la II Bienal de Novela, Mario Vargas Llosa, que se llevará a cabo del 18 al 21 de Abril y tendrá como eje la celebración de los 400 años de la muerte de Cervantes.

 

La Bienal se inaugurará el lunes por la tarde con una mesa redonda.  El encuentro literario reunirá además a una treintena de escritores españoles y latinoamericanos que intervendrán en coloquios y mesas de diálogo organizadas en nueve universidades de la capital peruana.

 

Entre los escritores invitados, además de Gioconda Belli, está la argentina Samanta Schweblin, el cubano Antonio Ponte, los colombianos Camilo Hoyos, Andrés Hoyos y Juan Gabriel Vásquez, los españoles José Esteban, Claudio López y Berta Vías, y los mexicanos Mónica Lavín y Alberto Ruy.

 

Participarán también los peruanos Fernando Ampuero, Mariana de Althaus, Jeremías Gamboa, Oswaldo Reynoso, Raúl Tola, Gustavo Faverón y Julio Villanueva Chang, entre otros.

 

Presentaciones:

Miércoles 20 de abril
10:00 h Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas
“Narraciones: literatura, crónica e internet”
Intervienen: Renato Cisneros
Gioconda Belli
Julio Villanueva Chang
Pedro Llosa

18:00 h CLAUSURA Gran Teatro Nacional
“Los placeres literarios”
Participantes: Gioconda Belli
Fernando Ampuero
Berta Vías
Carmen Posadas
Moderador: Juan Jesús Armas Marcelo
Entrega del II Premio
Bienal de Novela Mario Vargas Llosa

 

 

Gioconda Belli o la otra liberación | Profesión escritora | Andrea Balanzario

http://elsoldemexico.com.mx/columnas/167773-gioconda-belli-o-la-otra-liberacion-profesion-escritora-andrea-balanzario

 

Gioconda Belli o la otra liberación | Profesión escritora | Andrea Balanzario

Poeta y narradora, la autora nicaragüense es —frecuentemente— llamada feminista por la temática recurrente y muy natural por cierto, en su obra, pero ¿por qué la reducen a llano feminismo? Sus novelas y poemarios son, claro está, autobiográficos y como mujer lo más lógico y pertinente es hablar de lo que una siente, conoce y desea compartir con sus lectores, es decir, la suerte de haber nacido mujer…y en cada poema, en cada novela, invita a ejercer la libertad aún quienes ya vivimos en “avanzada juventud”.

En “El país de las mujeres”, “El pergamino de la seducción”, “El ojo de la mujer”, “El intenso calor de la luna”, “Sofía de los presagios”, “El país bajo mi piel”, “Waslala” y sus poemarios “De la costilla de Eva y otros poemas” y “En la avanzada juventud”, el tema central no es un feminismo mal entendido, es la búsqueda de la felicidad dentro y fuera de la frontera individual o sea, nuestra piel. Gioconda Belli opina que el tema de fondo es ése, buscar la armonía consigo misma, en las coordenadas espacio-temporales que nos dio el azar. Además de su activismo “feminista”, Belli participó muy activamente contra la dictadura de Somoza, colaboró con las fuerzas opositoras en cuestiones políticas pero su lucha contra la cultura machista y patriarcal, me parece su mejor logro, al afirmar que una mujer deja de serlo si tiene “avanzada juventud”.

GIOCONDA BELLI.

GIOCONDA BELLI.

Menopáusica… ¿y qué?

El terror de perder la fertilidad, pasar de considerarse valiosa a ser totalmente invisible, sin valor, es tocar temas prohibidos por la normativa ética patriarcal. Las novelas de Belli critican el tabú al que se ha relegado la menopausia (que no la andropausia, bastante desastrosa, por cierto). La pérdida del atractivo erótico según el dictamen masculino es un tema complicado, poco afortunado y de mal gusto. Mas las protagonistas y personajes de Belli desafían normas culturales para implantar nuevos valores que apuntan, como balas de cañón, a destruir el concepto del matrimonio como único especio para la plenitud…cómo decirlo…femenina, pues. Te recomiendo tres libros de Gioconda Belli, los tres están disponibles en librerías convencionales en México:

El país de las mujeres

Ajena ya a su rol de protagonista normalizado el flujo de adrenalina de su actuación pública pudo reparar en un hombre con la cabeza cubierta por una gorra azul que se abría paso entre la multitud. Lo vio acercarse y alzar los brazos. Muy tarde reconoció su intención. No oyó el disparo pero un calor viscoso la golpeó fuertemente en el pecho y la frente y le hizo perder el equilibrio. En las elecciones de Faguas —país imaginario que aparece en las novelas de Gioconda Belli— ha triunfado el PIE (Partido de la Izquierda Erótica). Sus atrevidas integrantes tienen un propósito inclaudicable: cambiar el rumbo de su país limpiarlo como si se tratara de una casa descuidada barrerlo hasta sacarle brillo. Pero nada de esto resulta fácil para la presidenta Viviana Sansón y sus ministras sometidas a constantes ataques por parte de sus enemigos. ¿Podrán sobrellevarlo y sobrevivir? ¿Será Faguas al final de su administración un país mejor?

-La mujer habitada

Sumerge al lector en un mundo mágico y ferozmente vital, en el que la mujer, victima tradicional de la dominación masculina, se rebela contra la secular inercia y participa de forma activa en acontecimientos que transforman la realidad. Partiendo dela dramática historia de Itzá, que por amor a Yarince muere luchado contra los invasores españoles, el relato nos conduce hasta Lavinia, quien conoce a Felipe. La intensa pasión que surge entre ambos es el estímulo que la lleva a comprometerse en la lucha de liberación contrala dictadura de Somoza. Rebosante de un fuerte lirismo, la mujer habitada mantiene en vilo al lector hasta el final.

El intenso calor de la luna

Tras dedicarse por entero a formar una familia, dejando atrás proyectos profesionales, Emma llega a la madurez de sus cuarenta y ocho años. Sus dos hijos ya se han marchado de casa y la relación con su marido ha perdido el encanto de los primeros años. Cuando su cuerpo de mujer atractiva y sensual muestra los primeros signos de cambio, Emma se angustia y teme perder los atributos de su feminidad. En medio de una vorágine de pensamientos negativos, un hecho fortuito la lleva a entrar en contacto con una realidad ajena a la suya donde encuentra una inesperada pasión que cuestiona su apacible rutina y la lleva a descubrir el gozo, la sexualidad y las posibilidades de realización de esta nueva etapa de su vida. El intenso calor de la luna cuenta la historia de Emma, un personaje flaubertiano que se rebela contra el papel que le impone la sociedad a la mujer madura. Gioconda Belli explora la identidad femenina en la menopausia, cuando la mujer debe ir más allá de los mitos que centran su valor en la belleza juvenil y la fertilidad, para descubrir un nuevo erotismo y el poder de ser ella misma. ¡Disfruta la menopausia…que no pasa nada malo!